Pasar al contenido principal
x
alt text

Celebración de Semana Santa

Ayer miércoles 28 de marzo, se llevó a cabo en el Centro Misionero Maryknoll, la celebración de Semana Santa a cargo de nuestro director, el padre Alejandro Marina. Para esta ocasión, asistieron los estudiantes del Programa de Idiomas, voluntarios y el personal.

La celebración se dividió en los cuatro momentos representativos de la Semana Santa: Domingo de Ramos, Jueves Santo, Viernes Santo y el Domingo de Resurrección. Para el primero, el P. Alejandro hizo esta pregunta; ¿Cuáles son las esperanzas de la gente? haciendo referencia a la imagen de las personas recibiendo a Jesús montado en un burro cuando ingresaba a Jerusalén.

Luego se pasó, a modo de procesión, al lugar preparado para esta ocasión especial. Se llegó entonces al segundo momento y la pregunta fue; ¿A quiénes invitaría Jesús a su mesa hoy? Las respuestas fueron: a las mujeres, a los niños, a los ancianos, a los cleferos, a los niños con SIDA. Luego, se compartieron frutas y bizcochos como símbolo de convivencia con los invitados a la mesa de Jesús.

En el Viernes Santo se hicieron dos preguntas; ¿Quiénes son los que realmente condenan a Jesús? Y ¿Quiénes son los crucificados y crucificadas de hoy? Para este momento, se hizo un recorrido por el lugar observando distintas fotografías de gente en situaciones difíciles, situaciones de angustia y dolor, gente en la que hoy se puede ver reflejado el sufrimiento por el que pasó Jesús.

Finalmente, para el último momento, se reflexionó acerca de la importancia de la resurrección de Jesús como el hecho que marca a la fe cristiana. El P. Alejandro recordó así que la muerte no tiene la última palabra, que la vida siempre se abre paso. Es por esto que invitó a que cada uno diera su acción de gracias por las señales de la vida presentes en nuestro mundo.

Se agradeció por la vida misma, por las familias, por la fragilidad de la vida, por los encuentros como el que se estaba viviendo, por los nuevos amigos.

Esta celebración tuvo ese componente especial, el vivenciar y experimentar cada uno de estos cuatro momentos, lo que nos invita reflexionar en estos días acerca de lo que para cada uno significan, cómo influyen en mi vida, en mi existencia.

Holy Week celebration

Yesterday, Wednesday, March 28, the celebration of Holy Week by our director, Father Alejandro Marina, took place at the Maryknoll Mission Center. Students of the Language Program, volunteers and members of the staff attended for this occasion.

The celebration was divided into four representative moments of Holy Week: Palm Sunday, Holy Thursday, Good Friday and Easter Sunday. For the first, Fr. Alejandro asked, “What are the hopes of the people?” referring to the image of people receiving Jesus riding a donkey when entering Jerusalem.

Then, as a procession, people came into the place prepared for this special occasion. At the second moment, question was: “To whom would Jesus invite to share his table today? The answers were: women, children, the elderly, street young drug addicts, children with AIDS. Then, fruit and biscuits were shared as a symbol of coexistence with the guests at the table of Jesus.

On Good Friday, two questions were asked, “Who are the ones who really condemn Jesus?” And “Who are the crucified of today?” For this moment, a walk around the place was made, observing different photographs of people in difficult situations, situations of anguish and pain, people in which today the suffering for which Jesus passed can be seen reflected.

Finally, for the last moment, we reflected about the importance of the resurrection of Jesus as the fact that marks the Christian faith. Father Alejandro reminded everyone that death does not have the last word; that life always breaks through. That is why he invited everyone to thank for the signs of life present in our world.

We were grateful for life itself, for families, for the fragility of life, for encounters like the one that was being lived, for the new friends.

This celebration had that special component, experiencing each of these four moments, which invites us to reflect during these days about what each one means to us, and how they influence our lives and our existence.