Las tradiciones culturales son una herencia que nos dejaron nuestros antepasados. De corazón compartimos este regalo con nuestros niños y niñas en el taller: “La Fiesta de los Vivos”. En las vísperas de Halloween y Todos los Santos, hacemos viva estas tradiciones culturales donde vinculamos el mundo de los vivos y el mundo de los muertos. Porque ambas tradiciones culturales en su origen representan un encuentro, una fiesta, compartir nuestros alimentos y dulces, y por supuesto fortalecer nuestras espiritualidades.

Nuestros niños y niñas aprendieron mucho sobre el verdadero significado de nuestras tradiciones culturales, pero sobre todo revivieron y disfrutaron el sentido de estas fiestas, entre músicas, títeres, dinámicas, juegos, risas, rezos, coritos, disfraces, trucos, travesuras, dulces, chocolates, masitas, t’antawawas, frutas, y mucho más… compartimos este taller. Donde no hay mejor agradecimiento que la sonrisa de los niños y niñas.

Que las tradiciones culturales sigan vivas dependerá de nosotros, y de nuestros niños y niñas que compartirán estas vivencias con otras generaciones. Como un sabio alguna vez dijo: “no desprecies las tradiciones que nos llegan de antaño; ocurre a menudo que las viejas guardan en la memoria cosas que los sabios de otro tiempo necesitarán saber”” ( J. J. Tolkein)

Compartir esto