En esta fecha conmemorativa del 210 aniversario de Cochabamba, el Padre M.M. Esteban Judd, Director del Centro Misionero Maryknoll en América Latina expresa un sincero y cálido mensaje a esta tierra que ha destacado por innumerables hechos de valentía a lo largo de toda su historia.

La presencia de la Sociedad de Padres de la Orden Maryknoll en Cochabamba, se remonta desde la década de los años ’50, y desde entonces la labor misionera de nuestra institución se ha fortalecido con la participación masiva de la comunidad cochabambina en nuestros distintos eventos formativos y misioneros.

Tenemos la esperanza que la situación por la que estamos atravesando en la pandemia, será otro hito en las acciones de firmeza, valentía y constancia que caracterizan a la llajta y saldremos adelante.

¡FELICIDADES COCHABAMBA!