Finalizó el Módulo  Repensando y Revitalizando la Misión del Curso de Formación Misionera Internacional luego de seis semanas de encuentros virtuales.

Dentro de los aprendizajes se ha destacado la constante reflexión sobre los signos de los tiempos, la opción por los grupos vulnerables de nuestra América Latina: pobres, indígenas, inmigrantes, mujeres, trabajadores, entre otros. Visibilizar la constante inequidad y las raíces de la misma por la que se atraviesa en AL, reconociendo también los quiebres y los brotes para renovar nuestras opciones con voz profética.   

Es importante recuperar nuestra mística misionera, que no debe de ser lineal, sino cíclica, que aporta al cuidado, que es profética y debe de ser constante conversión. En el fondo la propuesta es reconectarnos – revincularnos como humanidad, sabernos integrales y reconociendo nuestro llamado “Yo soy una misión en esta tierra”.

Han sido alrededor de 90 misioneras, misioneros, agentes de pastoral de Argentina, Chile, Perú, Paraguay, Ecuador, Colombia, El Salvador, Honduras, Bolivia y la Comunidad Hispana de EEUU, que han pasado por este proceso formativo.