Los cristóforos de El Salvador han comprendido que su misión es comprometerse con las necesidades de la comunidad. Hemos animado un taller para conformar el Voluntariado Cristóforo que servirá en diferentes proyectos de la Comunidad San Carlos Borromeo y comunidades vecinas.

La Capilla cuenta con una pequeña clínica destinada a la educación sanitaria, provisión de medicamentos y atención de médico clínico. Además de este servicio hay un grupo misionero que acompaña a las comunidades más alejadas y se está pensando qué otros servicios se podrían implementar.

Durante el taller trabajamos la identidad de los cristóforos. Todos y todas, por el bautismo, somos misioneros y llamados a llevar a Jesús y su propuesta a las periferias geográficas y existenciales. Los participantes renovaron se identidad misionera y se sintieron, como dice la Evangelii Gaudium, marcados a fuego por la misión de iluminar, vivificar, bendecir, sanar, levantar y liberar.

El P. Manuel Cardona, Director de Cristóforos El Salvador, es quien impulsa este proyecto de voluntariado que ya cuenta con 25 personas comprometidas a servir.